viernes, 15 de febrero de 2008

La motivación: leyes y estrategias

http://w3.cnice.mec.es/recursos2/orientacion/01apoyo/op03_b4b.htm
La motivación : Leyes y estrategias
Un problema actual en la enseñanza primaria y secundaria, frecuentemente señalado por los docentes, es la falta de motivación de los estudiantes. En esta sección, dirigida a profesores de esos niveles, se trata de exponer, clarificar y profundizar en todos los aspectos relacionados con la motivación de los alumnos.
Leyes y estrategias
Exponemos a continuación una serie de leyes de la motivación, así como algunas estrategias a utilizar en el aula:
La ley de la preparación o disposición de THORNDIKE plantea que las disposiciones del sujeto contribuyen al aprendizaje, porque cuando un sujeto está preparado para hacer algo le satisface hacerlo. En otras palabras, el logro de las propias expectativas constituye el refuerzo que motiva una acción.
La ley del efecto de THORNDIKE afirma que cuando un acto va seguido de una recompensa tiende a repetirse, mientras que si lo acompaña un castigo disminuye la probabilidad de su repetición.Es decir, que la frecuencia de una conducta viene dada por las consecuencias que tiene para el sujeto.
La ley de la intensidad plantea que el rendimiento será mayor cuanto más intenso sea el refuerzo. Así, en la vida escolar los "grandes" premios de fin de curso son utilizados por padres y profesores para estimular la motivación y trabajo de los muchachos. En la vida laboral la intensificación de los incentivos económicos suele corresponderse con un mayor esfuerzo y rendimiento de los empleados.
La ley del ejercicio dice simplemente que el ejercicio o práctica de la respuesta apropiada contribuye a fortalecer la conexión entre ella y el estímulo correspondiente. En otras palabras, la repetición o entrenamiento en una tarea facilita el que se pueda realizar con menos esfuerzo.
La forma de organizar las tareas tiene un poder motivador y de mejora del rendimiento. Así se puso de manifiesto en la experiencia de SIMS, en la que se provocaron diversas intensidades de motivación en grupos distintos para comparar después sus rendimientos en diversas tareas verbales. En un caso, el incentivo consistía en ganar a un grupo rival; en otro, la competición se daba entre individuos; y en el grupo tercero no se fomentaba ninguna rivalidad.El porcentaje de mejora en el rendimiento de las tareas verbales:
Competición entre grupos.............34%
Rivalidad individual......................14%
Grupo control .............................. 8%
Existe una intensidad motivacional óptima para el aprendizaje sobrepasada la cual, el rendimiento baja. Las relaciones entre la intensidad de las recompensas y la efectividad del aprendizaje son positivas hasta llegar a un punto óptimo, a partir del cual el fenómeno se invierte y los incrementos motivacionales perjudican al aprendizaje en vez de beneficiarlo. En otras palabras, una motivación media facilita el aprendizaje, mientras los estados de ansiedad y las emociones tienden a deteriorarlo. (Ley de DODSON-YERKES).
Motiva experimentar que se ha aprendido algo o que se va consiguiendo mejorar destrezas previas, esto es, el deseo de incrementar la propia competencia. Se supone que cuando el sujeto aprende algo -nuevos conocimientos, nuevas destrezas-, se produce una respuesta emocional ligada a la percepción de la competencia.
Motiva el realizar la tarea que uno desea, porque ha sido elegida, no porque otros la han dado organizada. El hacer algo obligado puede resultar aversivo.
Motiva la aprobación de los padres, profesores u otros adultos importantes para el alumno, así como la probación de los propios compañeros, y la evitación de la experiencia opuesta de rechazo.
Motiva las expectativas de éxito que tiene el sujeto, la probabilidad de conseguirlo, estimación que a veces se manifiesta cuando el sujeto piensa o dice cosas como "es muy difícil para mí", "creo que puedo hacerlo", "esto lo hace cualquiera"...
Motiva el estilo atribucional interno -que sitúa las causas en el esfuerzo, la habilidad, la fatiga...- no el externo -causas situadas fuera del sujeto: la suerte, el profesor...-. Más aún si el estilo atribucional es variable, controlable y específico.
Al contrario, un estilo atribucional estable, no controlable y global genera poca motivación.En consecuencia, lo que habría que hacer para mejorar la motivación, es enseñarles a atribuir tanto éxitos como fracasos al esfuerzo, causa interna, presumiblemente variable y controlable.
Ayudar a la persona a que sepa lo que quiere, que vea que no se trata de obligarle sino de ayudarle a conseguir lo que él desea, así sentirá más autónomo.
Motiva lo novedoso, lo que activa la curiosidad, la información sorprendente o incongruente con lo que sabe el sujeto, lo que plantea interrogantes dentro de su campo de experiencia e interés.
Variables que tienen que ver con el clima motivacional de la clase:
Ritmo de la clase. Se manifiesta en aspectos tales como la velocidad con que explica el profesor, el tiempo que da para la realización de las tareas, el tiempo que se detiene en cada tema, etc. Un ritmo excesivamente rápido puede ser desmotivante al dificultar la comprensión y elaboración de la información. Por otra parte, si es excesivamente lento puede aburrir.Dificultad percibida de las distintas materias, explicaciones y exámenes. Si es alta puede generar ansiedad al afectar a las expectativas del sujeto de conseguir los objetivos escolares.Orden. Hace referencia a aspectos tales como la puntualidad con que empiezan las clases, el nivel de ruido y movimiento, la permisividad de alboroto en clase..., aspectos que contribuyen a crear un clima de trabajo, o por el contrario, devaluar la actividad escolar.
Grado de especificación de los objetivos y actividades. Saber qué se persigue y qué ha de hacerse para alcanzar esa meta, contribuye a que el sujeto se esfuerce. Por el contrario, la ausencia de objetivos claros de aprendizaje, y no saber qué se ha de hacer para lograrlos crea desorientación y frustración en los alumnos y afecta negativamente a la motivación y el esfuerzo.
Trabajo en grupo. Hace referencia al grado en que se trabaja de hecho en grupo en clase, a las conductas de ayuda en el trabajo cooperativo, evaluar atendiendo también a estos aspectos...
Comparaciones. Esta categoría incluye elementos que hacen referencia a aspectos como el favoritismo del profesor hacia los más listos, al hecho de comparar alumnos, organizar las actividades de manera que se ponga de manifiesto quienes son los mejores y peores.
Atención individualizada. Hace referencia a que el profesor se preocupe por el progreso individual, el grado de apoyo y estímulo que reciba el alumno por el progreso.
Orientar hacia metas de aprendizaje mejor que hacia metas de ejecución. En la metas de aprendizaje el individuo busca adquirir nuevas habilidades o perfeccionar la realización de una determinada tarea, mientras que en las metas de ejecución los individuos buscan obtener (evitar) juicios positivos (negativos) sobre su competencia. Dependen más de la opinión de los demás. Los primeros están más orientados al proceso, los segundos -metas de ejecución- están más orientados al resultado.